Guía para identificar y prevenir enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas

Preventing Recreational Waterborne Illnesses

Las actividades acuáticas recreativas, como nadar en piscinas, lagos o playas, son una excelente manera de refrescarse y disfrutar del aire libre. Sin embargo, es importante estar consciente de los posibles riesgos para la salud que pueden estar presentes en estos entornos acuáticos. En este blog, te proporcionaremos una guía para identificar y prevenir enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas, para que puedas disfrutar del agua de manera segura.

¿Qué son las enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas?

Las enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas son infecciones o enfermedades contraídas a través del contacto con agua contaminada, ya sea en piscinas, lagos, ríos o playas. Estas enfermedades pueden ser causadas por bacterias, virus, parásitos u hongos presentes en el agua y pueden provocar una variedad de síntomas, desde malestar leve hasta enfermedades graves.

Principales enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas y cómo identificarlas:

  1. Dermatitis por Pseudomonas: También conocida como "dermatitis de piscina", esta es una infección bacteriana que causa enrojecimiento, picazón y erupciones en la piel. Suele aparecer dentro de las 48 horas después del contacto con agua contaminada.

  2. Otitis del nadador (Otitis Externa): Esta es una infección del canal auditivo externo causada por bacterias u hongos. Se caracteriza por dolor de oído, picazón, enrojecimiento y posiblemente secreción de líquido.

  3. Infecciones gastrointestinales: Estas son causadas por ingerir agua contaminada y pueden provocar síntomas como diarrea, vómitos, dolor abdominal y fiebre.

  4. Infecciones por protozoos: Algunos protozoos, como Giardia y Cryptosporidium, pueden causar infecciones gastrointestinales cuando se ingieren. Los síntomas incluyen diarrea, gases, dolor abdominal y deshidratación.

Consejos para prevenir enfermedades transmitidas por el agua en actividades recreativas:

  1. No tragues agua: Evita tragar agua al nadar en piscinas, lagos o playas.

  2. Dúchate antes y después de nadar: Dúchate con agua y jabón antes de entrar al agua para eliminar la suciedad y los gérmenes de tu piel. Dúchate nuevamente después de salir del agua.

  3. No nades si estás enfermo: Si tienes diarrea u otra enfermedad gastrointestinal, evita nadar para prevenir la propagación de gérmenes.

  4. Evita nadar en agua turbia o con mal olor: El agua turbia o con mal olor puede indicar contaminación, por lo que es mejor evitar nadar en esas condiciones.

  5. Usa tapones para los oídos: Si eres propenso a las infecciones de oído, considera usar tapones para los oídos al nadar.

  6. Mantén la piscina limpia: Si tienes una piscina en casa, asegúrate de mantenerla limpia y correctamente desinfectada para evitar la proliferación de bacterias y otros gérmenes.

  7. Evita el contacto con aves acuáticas: Las aves acuáticas pueden transportar bacterias que pueden contaminar el agua. Evita el contacto directo con las aves mientras nadas.

Conclusión

Siguiendo estos consejos y estando consciente de los riesgos, puedes disfrutar de forma segura de las actividades acuáticas recreativas. Recuerda mantener siempre una buena higiene y estar atento a cualquier síntoma que puedas experimentar después de nadar. ¡Diviértete de forma segura en el agua!

Ponte en contacto

Si deseas obtener más información sobre nosotros, no dudes en contactarnos. 

Redes sociales

No olvides seguirnos y mantenerte informado sobre nuestros eventos.

es_ESES